EL EMPRENDIMIENTO A LA LUZ DE LA LEY 688-16

EL EMPRENDIMIENTO A LA LUZ DE LA LEY 688-16

Actualmente la República Dominicana está experimentando una revolución empresarial y una transformación del ecosistema financiero, bajo la denominación “EMPRENDIMIENTO”.

El Diccionario de la Real Academia Española define “emprender” de la manera siguiente: “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”

Si bien es cierto que tal definición se advierte como el simple hecho de iniciar un proyecto, sobre la base de una idea, no menos cierto es que el emprendimeinto conlleva implicaciones legales y organizacionales, que de ser cumplidas, permitirían su correcto desarrollo y permanencia.

Es por ello, que el Estado dominicano, en aras de promover el desarrollo emprendedor, que se ha convertido en una realidad masiva, como una inversión, con visión a largo plazo, promulgó en noviembre del 2016 la Ley 688-16 de Emprendimiento.

Esta Ley de Emprendimiento tiene como objetivo la creación de un marco regulatorio e institucional que fomente la cultura emprendedora y promueva la creación y permanencia de empresas incorporados formalmente en la economía, mediante el establecimiento de incentivos y eliminación de obstáculos que permitan su desarrollo y consolidación en el mercado nacional e internacional.

Como marco institucional, creado para el apoyo y promoción de proyectos, la ley de emprendimiento encarga al Ministerio de Industria y Comercio y Mypimes (MICM), conjuntamente con el Ministerio de Educación (MINERD), Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) y el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT), para que contribuyan con el desarrollo de competencias emprendedoras en los dominicanos y dominicanas, fomentando así la búsqueda de soluciones y la creación de nuevas empresas.

Otra de las novedades de esta ley es la creación de la Red Nacional de Emprendimiento (art. 6), RD-EMPRENDE, adscrita al Ministerio de Industria y Comercio y Mypimes, organismo abierto a todas las instituciones públicas o privadas que tengan vocación de apoyo a la generación de empleo y riqueza vía el emprendimiento.

Asimismo, la creación el Fondo de Contrapartida Financiera para el Emprendimiento -CONFIE- (art. 18) que funge como un fondo de primera inversión bajo un fideicomiso público, de forma multisectorial que ofrece financiación a empresas emprendedoras de la República Dominicana.

Importante es destacar, que la Ley de Emprendimiento crea mecanismos para agilizar procesos en la incorporaciónón de empresas, así como la eliminación de obstáculos regulatorios y el establecimiento de un régimen especial de inscripción y cotización al Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS).

Esta ley ha sido de gran avance para el fomento de la economía dominicana y para el impulso de novedosos proyectos a nivel nacional e internacional.

A modo de recomendación, si busca emprender o recientemente ha iniciado algún negocio o proyecto que no está formalizado, o aún no se beneficia de las bondades legales y economicas de esta ley, les exhortamos agotar las vías correspondientes para aprovechar las herramientas que apoyen el éxito de su proyecto y su permanencia en el tiempo.

Asesórate, y de la mano de un equipo de expertos construye tu futuro.

Diana Salomón
SAG, Abogados Consultores

No Comments

Post A Comment